LOS POSIBLES FANTASMAS DEL VIEJO FUTURO

Glosa al intercambio de mis antiguos compañeros de la Escuela Escocesa San Andrés, todos de buen pasar –como que, igual que yo, pudieron empezar en aquel colegio de superlujo–, en su mayoría empresarios o ejecutivos, varios en altos cargos por los Estados Unidos y Europa)

Comments are closed.